Mar. May 17th, 2022

El sueño y la regulación hormonal

El sueño es crucial para un bienestar óptimo, y las diferencias de sexo en la calidad del sueño tienen importantes implicaciones para la salud de las mujeres. Revisamos la literatura actual sobre las diferencias sexuales en el sueño, como las diferencias en las medidas objetivas y subjetivas del sueño y su relación con el envejecimiento. A continuación, analizamos las pruebas convincentes del papel de las hormonas ováricas en la regulación del sueño femenino, y estudiamos cómo estas hormonas actúan en una multitud de regiones cerebrales y neuroquímicas para afectar al sueño. Por último, identificamos varias áreas importantes que necesitan ser investigadas en el futuro para reducir la brecha de conocimientos y mejorar la salud de las mujeres y otras poblaciones poco estudiadas.

Preocupantemente, existe un claro sesgo de sexo en los trastornos del sueño notificados, con importantes implicaciones para la salud de las mujeres. Las mujeres tienen un 41% más de probabilidades que los hombres de sufrir insomnio, y este riesgo aumenta con la edad (Zhang y Wing, 2006). Las mujeres también tienen el doble de riesgo de padecer el síndrome de las piernas inquietas (SPI) (Berger et al., 2004). Con frecuencia, las mujeres son más propensas que los hombres a informar sobre la dificultad para mantener el sueño, la sensación de falta de descanso por la mañana y la excesiva somnolencia diurna (Lindberg et al., 1997). Sin embargo, la apnea obstructiva del sueño es más frecuente en los hombres (Paul et al., 2008). Señalaremos aquí que el término «mujeres» en esta revisión se refiere a las mujeres cis (véase la sección «Discusión»).

Hormonas y sueño

Dosificación de medicamentos: Los autores y el editor han hecho todo lo posible para garantizar que la selección y la dosificación de los fármacos que se exponen en este texto estén de acuerdo con las recomendaciones y la práctica actuales en el momento de la publicación. Sin embargo, en vista de la investigación en curso, los cambios en las regulaciones gubernamentales y el flujo constante de información relacionada con la terapia y las reacciones a los medicamentos, se insta al lector a revisar el prospecto de cada medicamento para ver si hay cambios en las indicaciones y la dosificación y si se añaden advertencias y precauciones. Esto es especialmente importante cuando el agente recomendado es un medicamento nuevo y/o de uso poco frecuente.

Descargo de responsabilidad: Las afirmaciones, opiniones y datos contenidos en esta publicación son exclusivamente de los autores y colaboradores individuales y no de los editores y el/los editor/es. La aparición de anuncios y/o referencias a productos en la publicación no constituye una garantía, aval o aprobación de los productos o servicios anunciados ni de su eficacia, calidad o seguridad. El editor y el/los redactor/es declinan toda responsabilidad por cualquier daño a personas o bienes que resulte de las ideas, métodos, instrucciones o productos a los que se hace referencia en el contenido o los anuncios.

La hormona que regula el sueño – codycross

Los estudios han descubierto que los trastornos del sueño son comunes en las mujeres que sufren un síndrome premenstrual grave. Dormir mal también puede contribuir a la alteración del estado de ánimo, a las irregularidades hormonales y a la alteración de los ciclos menstruales. Es posible que pueda mejorar su sueño con lo siguiente:

La luz solar puede desempeñar un papel en la regulación de las hormonas y los patrones de sueño al afectar al ritmo circadiano de la melatonina. La melatonina es una hormona producida en la glándula pineal, a partir de la melanina química. La melanina se produce en la piel a través de la exposición al sol. La melatonina ayuda a inducir el sueño.

La exposición al sol es también una fuente importante de vitamina D. El 90% de la vitamina D que obtenemos proviene de la exposición de la piel al sol, y menos del 10% de fuentes alimentarias como la leche enriquecida, los huevos y algunos pescados. Las primeras investigaciones sugieren que la vitamina D puede ayudar a normalizar los ciclos menstruales y a aliviar los dolores musculares y los trastornos del estado de ánimo, como la depresión.

La vitamina D es importante para la salud de los huesos, y se necesitan niveles adecuados en sangre para la absorción del calcio y la prevención de la osteoporosis. Pregunte a su médico de cabecera sobre la posibilidad de comprobar sus niveles de vitamina D en sangre, especialmente si tiene la piel oscura (las mujeres de piel pálida no necesitan tanta exposición al sol), pasa más tiempo en interiores o lleva ropa para cubrir su piel por motivos religiosos o culturales.

Tratamiento hormonal del insomnio

La melatonina es producida por varios tejidos del cuerpo, aunque la fuente principal es la glándula pineal en el cerebro. La melatonina (azul) es producida de forma natural a partir del aminoácido triptófano, por la glándula pineal (púrpura) durante la noche. La noche se detecta por la reducción de la luz que entra en los ojos (izquierda), y la flecha muestra la señal de secreción de melatonina enviada por el nervio óptico a la glándula pineal una vez que ha caído la oscuridad.

La producción y liberación de melatonina de la glándula pineal se produce con un claro ritmo diario (circadiano), con niveles máximos durante la noche. Una vez producida, se segrega en el torrente sanguíneo y en el líquido cefalorraquídeo (el líquido que rodea el cerebro y la médula espinal) y transmite señales a órganos distantes. La melatonina es transportada por la circulación desde el cerebro a todas las zonas del cuerpo. Los tejidos que expresan proteínas denominadas receptores específicos para la melatonina son capaces de detectar el pico de melatonina circulante por la noche y esto indica al cuerpo que es de noche. Los niveles nocturnos de melatonina son al menos 10 veces superiores a las concentraciones diurnas.

Por admin

Mi nombre es Esteban García, tengo 26 años y vivo en Murcia. Soy fundador y principal redactor de esta web de noticias y curiosidades Resincocp.com. Además de escribir me apasiona el futbol y los mojitos de coco.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad